24/05/2016

ROAD TRIP. Toledo medieval. Ciudad de reyes y mezcla de culturas con chófer turístico

A menos de una hora de Madrid, Toledo te sumerge en la época medieval española. Su casco histórico rodeado de murallas, torreones y grandes portones es uno de los mejor conservados de nuestro país.

Si estás en Madrid unos días no puedes perder la oportunidad de visitar esta ciudad, destino de reyes durante siglos que conserva muestras de las diferentes culturas que convivieron en el interior de sus muros: musulmana, visigoda, judía, católica…

Adéntrate en la historia de Toledo con un chófer turístico en Madrid y conoce sus enclaves más característicos:

 

  1. Puerta de bisagra

En una de las calles que rodea la muralla de Toledo encontramos la Puerta de Bisagra, la entada a la ciudad durante su época musulmana. Este portón está formado por dos arcos, en medio de los cuales se sitúa una plaza de armas.

En la parte exterior apreciamos un arco del triunfo coronado por el águila del escudo imperial de Toledo. En cuanto a la parte interior, está formado por dos torreones cuadrados.

 

 

  1. Mezquita de Cristo de la luz

Esta mezquita es la más antigua que se conserva en España, junto a la de Córdoba, data del año 999 y en el siglo XII se convirtió en cristiana.

Su estilo es característico de la etapa mudéjar con una planta casi cuadrada y 9 espacios cubiertos por bóvedas. En el interior hallamos columnas con remates visigodos, arcos de herradura y frescos románicos.

 

 

  1. Plaza de Zocodover

Esta céntrica plaza actualmente es el centro social de la ciudad pero en sus orígenes se utilizaba como mercado árabe de animales. De ahí proviene su nombre cuya traducción es “Mercado de las bestias.”

Posteriormente se utilizó como ubicación del mercado de artesanía semanal más importante de la ciudad, “El Martes”, que ahora se celebra en el Parque de la Vega.

En la plaza encontramos también una oficina de información turística y un tren que recorre el casco antiguo de Toledo.

 

 

  1. Alcázar

El Alcázar de Toledo es un edificio fortificado situado en la colina más alta de la ciudad, a unos 548 metros de altura, y es una de las principales muestras de la mezcla cultural de la ciudad ya que en su fachada se pueden apreciar huellas de varias fases del Renacimiento Español.

La fortificación que podemos observar hoy corresponde a la reforma que ordenó Carlos V para utilizarla como residencia oficial. Sin embargo, este castillo rodeado por grandes torreones cuadrados nunca llegó a ser residencia real pero sí que fue habitado por reinas viudas tras la muerte de sus maridos, como Mariana de Austria y Juana de Neoburgo.

 

 

  1. Catedral de Toledo

Esta construcción es la segunda catedral gótica más grande de España, precedida por la de Sevilla. Empezó a construirse en 1227 sobre una antigua catedral visigoda del siglo VI que también había sido utilizada como mezquita. El estilo gótico que la caracteriza es de influencia francesa como consecuencia de las órdenes de la viuda de Alfonso VI, Constanza.

Esta catedral es el edificio que más vidrieras medievales conserva de nuestro país y está formada por 88 columnas y 72 bóvedas con formas  totalmente irregulares.

 

 

  1. El entierro del Señor Orgaz en la iglesia de Santo Tomé

Esta es la iglesia más visitada de la ciudad ya que alberga uno de los cuadros más emblemáticos de El Greco, “El entierro del señor Orgaz”.

En cuanto a su estructura, destacan las bóvedas de cañón propias del renacimiento y las torres mudéjares.

 

 

  1. Monasterio de San Juan de los Reyes

Este monasterio franciscano de la época de los Reyes Católicos se construyó para albergar el panteón familiar de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, aunque finalmente tras la reconquista de Granada decidieran cambiar de idea.

La representación de los Reyes Católicos es muy recurrente en esta construcción. Isabel la Católica está simbolizada por flechas que representan la unión de la fuerza y una “Y”, inicial de su nombre en castellano antiguo. Por su parte, Fernando de Aragón, está personificado por una “F” y el mítico lema “Tanto monta”.

 

 

 

  1. Puente de San Martín

El rio Tajo rodea la ciudad por lo que para cruzarla se construyeron diversos puentes. El puente de San Martín fue levantado al oeste de la ciudad a mediados del siglo XIV y está formado por cinco arcos y dos torreones hexagonales.

 

 

  1. Puente de Alcántara

Otro de los puentes más conocidos de la ciudad, el puente de Alcántara, es de origen romano y fue reconstruido en el siglo X. Las armas de los Reyes Católicos decoran los muros de sus torreones.

 

 

      10. Miradores del Río Tajo

Tras visitar el casco histórico de Toledo, se ha convertido en parada obligatoria la subida a los miradores del río Tajo, que encontramos siguiendo la carretera que rodea la ciudad. En concreto, el mirador del Valle es el que ofrece la vista más conocida de Toledo.

 

 

Toledo está repleto de edificios de interés turístico por lo que otros de los monumentos más simbólicos de la ciudad y que te recomendamos visitar antes de volver a Madrid con tu chófer de turismo son la Iglesia de los Jesuítas, la Sinagoga del Tránsito, la Sinagoga de Santa María la Blanca, el Palacio de Fuensalida, la Mezquita Tirnerás y los conventos de Santo Domingo y Santa Isabel.

Contrata nuestro servicio de chófer en Madrid con Anser Europa y recorre la España medieval.