02/11/2016

CITY TOUR. Recorrido por la Ciutat Vella, el casco antiguo de Barcelona

Más de 2.000 años de historia se concentran en el corazón de la ciudad de Barcelona. Pasear por las calles del barrio Gótico y el Born nos permite descubrir el origen de la Barcelona romana. Una historia que podrás descubrir acompañado de nuestros expertos chóferes turísticos en Barcelona.

Desde la Plaza de Catalunya hasta la Barceloneta se encuentra el núcleo más antiguo de la ciudad condal y una de las zonas más conocidas y turísticas de la capital catalana. Sus calles adoquinadas y serpenteantes esconden siglos de historia.

Si visitas Barcelona, esta es una parada obligatoria, pues encontrarás los edificios con más encanto de la ciudad, con su característico estilo gótico.

En Anser Europe, empresa de alquiler de coches con conductor que conoce cada rincón de Barcelona, te proponemos un City Tour en Barcelona para conocer algunas de las paradas obligatorias de la ciudad condal más antigua.

 

 

  1. Murallas Romanas de Barcelona

La muralla romana de Barcelona fue construida aproximadamente en el siglo IV y defendió la ciudad durante más de 600 años, convirtiéndola en uno de los recintos fortificados más importantes del occidente romano.

A partir de su construcción, Barcelona comenzó a ser conocida como la ciudad coronada, en honor a las 74 torres que la componían. Estas torres, separadas entre ellas por unos 8 metros de distancia, eran de planta rectangular a excepción de las dos situadas en la puerta de la ciudad, con forma circular y algunas poligonales.

En la actualidad, los restos más representativos de esta construcción romana se encuentran en la Plaza Nova y la avenida del Paral.lel. Así como las termas romanas situadas en la parte oriental de la muralla, cuyos restos se encontraron en el Pati de la Llimona y pueden ser visitados por los turistas.

 

 

  1. Plaza Sant Jaume

Esta plaza situada en pleno centro del Barrio Gótico era el antiguo emplazamiento del foro romano de la ciudad y el Templo de Augusto, cuyos únicos restos se encuentran en la próxima calle Paladín.

Desde su misma construcción, se convirtió en el centro histórico y administrativo de Barcelona. En nuestros días, alberga dos de los edificios más representativos de la administración catalana como son la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona. Su aspecto actual data de 1823, época en la que se reurbanizó.

En esta plaza se han dado numerosos acontecimientos emblemáticos como la proclamación del Estat Catalá en 1931 y es el lugar de celebración de los éxitos deportivos del Fútbol Club Barcelona. Cada título ganado, miles de aficionados se congregan en la plaza para celebrar el triunfo con los jugadores de su equipo. 

 

 

  1. Catedral de Barcelona

La catedral de Barcelona data del Siglo XIV y está dedicada a la Santa Cruz y la Virgen de Santa Eulalia, patrona de la ciudad y también conocida como Virgen de la Merce.

Su pórtico principal representa la imagen de Cristo en la cruz e imágenes de los apóstoles a ambos lados de la puerta, acompañadas de figuras de ángeles, profetas y reyes en su parte posterior.

Fue edificada sobre la antigua catedral de estilo romano y cuenta con una impresionante fachada gótica que recuerda a las grandes catedrales francesas, coronada por pináculos y gárgolas.

 

 

  1. Palacio Real de Pedralbes

La Plaza Real de Barcelona se encuentra frente al campus de la Universitat de Barcelona y alberga el Palacio Real de Pedralbes, en sus inicios hogar de los Condes de Barcelona y posteriormente convertido en residencia de los reyes de la Corona de Aragón.

La plaza cuenta con una amplia zona ajardinada y el edificio está formado por un cuerpo central de 4 pisos y dos alas laterales de tres pisos que se constituyen formando una curva y se completan con una capilla en la parte trasera.

Desde 1919 hasta 1931 fue la residencia de la Familia Real Española y actualmente acoge el Museo Cerámico de la ciudad y su Museo de Artes Decorativas.

 

 

  1. Basílica Santa María del Mar

Famosa por protagonizar los argumentos de diversas novelas de ficción ambientadas en Barcelona como ‘La Catedral de Mar’, de Ildefonso Falcones y ‘El Juego del Ángel’ de Carlos Ruiz Zafón, esta basílica construida en 1384 es la única iglesia puramente de estilo gótico catalán.

El edificio cuenta con tres naves de la misma altura con numerosas columnas cada una de ellas separada unos 13 metros de la siguiente creando un efecto de luces y sombras sorprendente, que se completa con la sensación que crea la luz entrando por las vidrieras que llenan sus muros.

 

 

  1. La Rambla

No se puede visitar la Ciutat Vella sin hacer una parada en el emblemático paseo de La Rambla, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad para visitantes de todo el mundo.

Conocido por su espíritu vivo y bohemio, La Rambla está repleta de artistas callejeros y puestos de flores que otorgan color y encanto especial a este recorrido de 1.3 kilómetros de longitud, que conecta la Plaza de Catalunya con el antiguo puerto de la ciudad.

Uno de sus puntos más visitados es el mercado de San José, popularmente conocido como ‘La Boquería’, construido en el espacio que anteriormente ocupaba el convento de la ciudad desaparecido en un grave incendio.

Con 2.500 m2 de superficie y unos 300 puestos, en este mercado medieval se pueden comprar productos frescos de todo tipo, desde carnes y embutidos, hasta fruta, verdura y productos selectos.

 

Nuestro servicio de alquiler de coches con chófer te permitirá conocer una ciudad de contrastes en la que siempre hay algo nuevo que descubrir. Organiza tus viajes y visitas turísticas con un chófer de turismo y sumérgete en el encanto de la Barcelona más histórica.

Guardar

Guardar