18/10/2016

¿Qué hacer ante un error de combustible?

Equivocarse en el tipo de gasolina que necesita nuestro coche habitual es poco común ya que conocemos el vehículo y estamos acostumbrados a repostar con él. Sin embargo, en el caso de los coches de empresa o coches de alquiler el error de combustible es más habitual.

Es cierto que cometer un error de combustible a la hora de repostar es cada vez más difícil ya que tanto las áreas de servicio como los fabricantes de automóviles utilizan tamaños de manguera y depósitos diferentes para que el conductor perciba el cambio y evite equivocaciones. De hecho, repostar gasóleo en un motor gasolina es prácticamente imposible ya que las mangueras de gasóleo no suelen caber en los depósitos de los coches gasolina. Sí cabe la posibilidad, por otro lado, de repostar gasolina en un coche gasóleo.

Por este motivo, y para prevenir los posibles problemas que este error puede suponer para el vehículo, en Anser Europe, analizamos las consecuencias y explicamos cómo actuar en caso de equivocación. 

Tipos de errores de combustible

Dependiendo del tipo de error, las consecuencias para el vehículo y el coste de la reparación serán menores o mayores.

En el primero de los casos, cuando repostamos gasóleo en un motor gasolina, los efectos son menos graves y dependerán de la cantidad de combustible que se ha repostado.

De este modo, si el repostaje supera el 5% de la capacidad del depósito, el vehículo arrancará pero se parará casi de inmediato. Es crucial no forzar el motor ni intentar arrancar el vehículo en reiteradas ocasiones ya que esto podría agravar las consecuencias.

Si, por el contrario, la cantidad repostada es menor, el coche arrancará sin problema pero el tubo de escape desprenderá humo intenso de color blanco.

Para solucionar el problema, es necesario limpiar el depósito, los filtros y cualquier elemento del motor que haya estado en contacto con el combustible equivocado.

Por otro lado, cuando el error consiste en repostar gasolina en un coche con motor de gasóleo, las consecuencias son más molestas y también más caras, ya que la reparación que se necesita es mayor.

En este caso, el coche arrancará, comenzará a emitir sonidos extraños y finalmente se parará debido a que el filtro y la bomba de inyección del motor se verán profundamente afectados y será necesario sustituirlos.

¿Cómo reaccionar ante a un error de repostaje?

Es fundamental darse cuenta a tiempo y no arrancar el vehículo e incluso no introducir la llave en el contacto para evitar cualquier entrada de combustible en el sistema de alimentación del motor, pero normalmente el conductor se da cuenta de su error cuando el coche comienza a fallar debido a un combustible erróneo.

Así, en el caso de notar el error cuando el coche ya ha emprendido la marcha se recomienda seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Si todavía te encuentras en el área de servicio, avisar a los responsables del establecimiento para que acordonen la zona y eviten posibles problemas para el resto de conductores que esperan para repostar.

 

  1. Llamar al servicio de asistencia y bajo ningún concepto intentar manipular el depósito ya que podrías ocasionar problemas adicionales como la avería de los manguitos o incluso provocar una explosión.

 

  1. Permitir que el servicio de asistencia lleve el vehículo a un taller especializado en el que desmontarán el depósito, bombearán la gasolina equivocada y sacarán el filtro para limpiarlo o sustituirlo dependiendo de la gravedad de la avería.

¿Se hace cargo el seguro de la reparación?

El error de combustible es considerado por las compañías de seguro como una negligencia del conductor por lo que no se hacen cargo de la reparación. No obstante, sí que acarrean con los gastos de la grúa y el traslado del vehículo hasta el taller.

Asimismo, si la estación no es de autoservicio y ha sido el dependiente el responsable del repostaje, el seguro puede interponer un parte de daños contra la estación de servicios y ser esta finalmente la que se haga cargo de los gastos, aunque esta posibilidad es muy remota.

En el caso de los coches nuevos, la garantía del fabricante tampoco se hace cargo de la reparación ya que el error es debido a una mala praxis del conductor y este hecho está especificado en las cláusulas de las garantías de los vehículos.

 

Si no eres tú el que conduce, equivocarse es casi imposible. Nuestros servicio de alquiler de coches con chófer cuenta con profesionales que conocen nuestra flota de vehículos al detalle y se ocupan de repostar durante tus traslados. Así tú no tendrás que preocuparte de qué combustible necesita el motor y simplemente te dedicarás a disfrutar de tus viajes o visitas turísticas o no tener problemas en el transporte para congresos