27/06/2018

Escapa de un día a Ávila desde Madrid: que no te puedes perder de este Patrimonio de la Humanidad

A tan sólo 1 hora y cuarto de Madrid, Ávila es uno de los recintos amurallados más impresionantes del mundo. La extraordinaria conservación de su muralla y la multitud de edificios históricos que se encuentran dentro y fuera de ella, la han convertido en una de las ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por ello, realizar una escapada de un día a Ávila desde Madrid es una oportunidad que no se debe desaprovechar, sobre todo, si puedes hacerlo con la comodidad de un coche de alquiler con conductor.

Ávila ofrece un sinfín de atractivos culturales e históricos, que bien merecerían más de un día de visita, pero permite al mismo tiempo disfrutar de una escapada completa, en la que conocer los más importantes encantos de la ciudad y trasladarnos unos siglos atrás, a la época de mayor esplendor del Reino de Castilla.

¿Estás en Madrid y quieres escaparte un día a Ávila? Toma nota porque vamos a descubrirte las visitas imprescindibles de la histórica ciudad amurallada de Castilla y León.

 

La Muralla

La Muralla de Ávila es sin duda uno de sus mayores atractivos; cuenta con un perímetro de más de 2.500 metros y tiene forma rectangular. Es especial, porque es uno de las pocas en el mundo que están completas, junto a la de Segovia y la de Lugo.

Pasear por el recorrido en el que se eleva la mura es un auténtica experiencia histórica pero además, puede visitarse un tramo de su parte superior en el que ver la ciudad desde su mayor monumento. ¡No puedes irte sin visitarla!

De 14:00 horas a 16:00 horas la visita es gratis y durante el resto del día el precio es de 5 euros.

 

Los 4 postes

El monumento de los 4 postes es una construcción con 4 pilares con una cruz en el centro, tiene más de 500 años y es un magnífico mirador para vislumbrar la ciudad y su muralla.

Desde los 4 postes se puede ver la ciudad en todo su esplendor y contemplar toda su dimensión, viendo como la muralla lo envuelve todo.

Este monumento está un poco alejado del centro, cruzando el río Adaja, por eso recomendamos comenzar la visita a Ávila desde aquí y después acercarnos al resto de reclamos históricos más céntricos.

 

La Catedral

La Catedral de Ávila se encuentra dentro de la muralla, en la zona alta de la ciudad. Se trata de una Catedral de estilo gótico, construida con sillares de gratino; es de color gris y es muy diferente a otras catedrales conocidas de nuestro país.

Los muros de la catedral forman parte de la muralla. Sin embargo, se encuentra todavía inacabada ya que se pretendía construir 2 torres como en la catedral de León o la de Notre Dame en París pero finalmente no se hizo.

Su principal material de construcción es el granito, de ahí su sencillez decorativa, ya que es una piedra muy compleja de trabajar.

 

Plaza del Mercado Chico

La Plaza del Mercado Chico es una pequeña plaza que se encuentra bajando por las calles frente a la catedral y en la que se encuentra el Ayuntamiento.

En ella se hace evidente el estilo medieval de la ciudad, con soportales, torres y edificios medievales.

Además es uno de los mejores lugares para tomar algo y comprar las típicas yemas de Ávila.

Plaza del Mercado Grande

La Plaza del Mercado Grande es el centro neurálgico de la ciudad, en el que se encuentra la puerta de acceso a la muralla más grande, conocida como Puerta del Alcázar.

En esta plaza podemos encontrar, además, la Iglesia de San Pedro y una zona de soportales con muchas tiendas en las que también encontrarás yemas.

Si tienes que hacer una paradita para comer, también es un buen lugar ya que alberga muchos bares y restaurantes.

 

Convento de Santa Teresa

El Convento de Santa Teresa se sitúa en la parte sur de la muralla, entrando precisamente por la Puerta de Santa Teresa.

El principal atractivo del edificio es su fachada ya que parece un retablo de piedra. Además, se trata de una iglesia que no tiene forma de cruz como es habitual y en su interior se pueden encontrar las reliquias de la Santa más famosa de la ciudad, Santa Teresa.

 

Basílica de San Vicente

La Basílica de San Vicente se encuentra fuera del recinto amurallado, saliendo por la puerta de San Vidente. Se trata del gran ejemplo de la arquitectura románica en Ávila.

Sus proporciones lo convierten en un edificio único de esta corriente hispánica con una gran zona porticada. Además, su color naranja es muy representativo y está construida con piedra extraída de Villamayor en Salamanca.

 

La puerta del Carmen

La Puerta del Carmen es también conocida como el Arco de la Carcel, se trata de la estampa más típica de la muralla, en la que todo el mundo se detiene a hacer una foto.

Es la única puerta que tiene un campanario encima, se encuentra al norte de la muralla.

Un poco de turismo gastronómico

Aunque tu visita a Ávila sólo dure un día, no puedes irte de la ciudad sin hacer una pequeña ruta de tapeo, ya que la gastronomía de Ávila es sorprendente y muy variada. En cada calle de Ávila encontraréis numerosos bares y restaurantes en los que disfrutar de una cerveza y una exquisita tapa.

 

Todo este recorrido es más sencillo y más cómodo si te decides a alquilar un coche con conductor con Anser Europe, que te lleve hasta tu destino de forma rápida y eficiente y te acompañe en toda tu estancia en el destino. Eso sí, si quieres apreciar cada uno de los monumentos que te hemos mencionado por dentro del casco histórico deberás caminar. Cuando acabes tu visita, volverás a Madrid de la forma más confortable. Contacta con nosotros e infórmate.