22/08/2017

De tapas por Barcelona: ruta por los locales más míticos

Aunque históricamente Barcelona no haya sido famosa por sus tapas, lo cierto es que, gracias a las diferentes culturas que ha ido uniendo la capital, hoy en día la ciudad disfruta de referentes en tapas clásicas e, incluso, populares tapas propias, como es el caso de la famosa “bomba” barcelonesa.

Para los amantes de la gastronomía, una manera excelente de descubrir (o re-descubrir) una ciudad es a través de una ruta por sus tapas y sus locales emblemáticos. Y precisamente eso os proponemos hoy desde Anser Europe: una ruta de tapas por Barcelona a través de bares míticos. ¿Te vienes?

 

La Cova Fumada

Y, como no podía ser de otra manera, empezamos por el local que dio origen a la queridísima “bomba” de la Barceloneta: La Cova Fumada. En este local, que lleva abierto nada menos que 70 años, se hacen las que se consideran las mejores bombas, que según sus dueños cuentan han ido variando en ingredientes a lo largo de los años. En cualquier caso, ¿se te ocurre un lugar mejor donde probar esta popular tapa?

 

La Plata

Entrando hacia la ciudad encontramos este popular bar, que lleva abierto desde 1945 y sirviendo su plato estrella: el pescadito frito. Situado en el Barrio Gótico, se llena de turistas tanto como de autóctonos, pero la calidad de su materia prima y el sabor de sus platos no defrauda. Una buena segunda parada en nuestra ruta por Barcelona.

 

Quimet & Quimet

Seguimos la ruta bajando hacia el Paral·lel y hacemos nuestra tercera parada en Poblesec, concretamente en Quimet & Quimet, famoso en primer lugar por su cerveza y vermut artesanales, pero también por sus originales montaditos.  A día de hoy se encuentra llevando el local nada menos que la cuarta generación de Quimets, y la fama de su carta de bebidas y sabrosas tapas no hace más que aumentar.

 

O’Retorno

¿Qué local te recomendaría un gallego que viviera en Barcelona? Casi con total seguridad, O’Retorno, donde se dice que se come el mejor pulpo de la ciudad. Para llegar a este local nos hemos adentrado totalmente en la capital catalana, concretamente hasta la calle Comte d’Urgell, y en él encontramos especialidades gallegas de muy alta calidad.

 

Bar Tomás

Y, para finalizar, elegiremos un clásico entre clásicos: las patatas bravas del Bar Tomás de Sarrià. En una de las zonas altas de la ciudad podremos degustar la que muchos consideran una de las mejores tapas de Barcelona, que destacan descaradamente sobre el resto de la carta pero que merecen una visita por si solas.

Y así finaliza nuestra ruta de tapas por Barcelona, que se puede llevar a cabo fácilmente en un día y permite no solo disfrutar de algunos de los sabores más clásicos de la ciudad, sino también darse un paseo por su historia. Si, además, quieres disfrutarla sin preocupaciones de ningún tipo, te animamos a descubrir nuestros servicios de coches con chófer, en los que nuestros chóferes expertos conducen y tú solo tienes que disfrutar. ¿Te animas?