29/08/2017

¿Vacaciones en septiembre? ¡Descubre sus ventajas!

Bien sea porque tus compañeros han sido más rápidos que tú eligiendo vacaciones o porque ya conoces algunas de las ventajas de viajar en septiembre, si tus vacaciones todavía no han empezado, ¡estás de suerte! Irte de vacaciones en septiembre tiene muchas ventajas.

Tradicionalmente las vacaciones se han preferido en julio y agosto por ser los meses de más calor y en los que menos apetece trabajar, además es cuando los peques no tienen colegio y necesitan que se invierta más tiempo en ellos. Pero, ¿quién dice que esto tenga que ser siempre así?

Ventajas de irte de vacaciones en septiembre

Precisamente por el calor que hace y la alta demanda de servicios turísticos, julio y agosto tienen grandes inconvenientes para viajar que septiembre no tiene. Así que, si tus vacaciones son en septiembre y todavía no ves claras todas sus ventajas, no te preocupes, desde Anser Europe te las contamos:

 

1. Temperaturas más suaves

Este es uno de los motivos más populares para dejar las vacaciones para septiembre. Las temperaturas han empezado a bajar y atrás queda el bochorno sofocante de julio y agosto, es más agradable ir a la playa, caminar por la mañana o hacer turismo de ciudad. En definitiva, se está más a gusto y se aprovecha más el día.

 

2. Menos gente = más sitio y precios más bajos

Es de lógica pura, en verano suele costar encontrar sitio en los vuelos y los hoteles, además todo es más caro y cada sitio donde vas está lleno de gente. En septiembre, al reducirse la demanda, todos estos inconvenientes se reducen de golpe. A poca previsión que tengas, seguro que encuentras un vuelo a precio razonable, sitio en el mejor hotel de la ciudad y tranquilidad aunque estés en un sitio turístico.

 

3. Menos planificación

Si no eres de las personas a las que les gusta irse con cada detalle de las vacaciones planificado, en septiembre no hay necesidad de hacerlo. Elige un destino y déjate llevar, solo necesitarás reservar los servicios de logística como transporte y hospedaje y, a partir de ahí, hacer cada día las visitas que más te apetezca. Difícilmente encontrarás una playa abarrotada o un museo con el aforo completo.

 

4. Reducir la depresión postvacacional

¿A que eres mucho más feliz cuando estás contando los días para tus vacaciones que cuando cuentas los días desde que has vuelto a trabajar? Las personas que se van de vacaciones en junio o julio alargan la sensación postvacacional todo el verano, viendo a sus compañeros irse y volver pero sin la motivación de que su turno está por llegar. Si te vas de vacaciones en septiembre, la depresión postvacacional se reduce o incluso desaparece, pues vuelves a la rutina cuando todo el mundo lleva tiempo en ella. Además, ¡falta mucho menos para Navidad!

 

5. Ser el más productivo de la oficina

Y, muy en relación con el punto anterior, cuando vuelves de tus vacaciones en septiembre llegas con la motivación y las ganas de trabajar a tope, al contrario de tus compañeros que ya han perdido la energía que les aportaron sus vacaciones. Estás de enhorabuena, tendrás la oportunidad de ser la persona más productiva de la oficina y, además, ¡sin depresión postvacacional!

Como ves, elegir las vacaciones en septiembre tiene enormes ventajas, así que si te faltan pocos días para irte de viaje, todavía te irás más contento conociendo esta información. Y si realizas tus traslados privados al aeropuerto de Málaga o Madrid o por dentro de la ciudad en los servicios ofrecidos por nuestra empresa de alquiler de vehículos con conductor, disfrutarás de la comodidad y el confort solo un servicio profesional como el de Anser Europe puede ofrecerte.

¡Reserva hoy tu vehículo y haz todavía más redondas tus vacaciones!